Salud Financiera: La tendencia mundial pospandemia que llegó para quedarse

Catherine Ruz, gerente comercial de Grey Capital, explica el impacto que tiene en las personas el hecho de que una sola entidad pueda llevar al mismo tiempo las inversiones, los ahorros, los seguros, la salud y los créditos, al comparar el mercado y analizar las mejores propuestas según el perfil de cada quien.

Además de importantes lecciones sobre salud pública, la pandemia también trajo reflexiones sobre cómo mantener una buena salud financiera. Y lo que empezó como una preocupación individual ya se trasladó al mundo corporativo, en un escenario donde las empresas están desarrollando y adoptando programas para evitar que el estrés financiero de sus colaboradores les cueste entre el 2% y el 4% de sus resultados, de acuerdo a estudios de Mercer, y donde el 85% de los trabajadores del mundo está pensando en su seguridad financiera, aunque no necesariamente actuando sobre ella, según las investigaciones de Josh Bersin, renombrado experto estadounidense en gestión de personas.

“Cualquier gerencia de Recursos Humanos hoy tiene sobre la mesa ciertas prioridades: la salud física y mental de sus colaboradores, y de un tiempo para acá, la salud financiera”, dice Catherine Ruz, gerente comercial de Grey Capital, una firma especializada en planificación, gestión y protección patrimonial, y también en educación e inclusión financiera. El foco principal de Grey Capital es ofrecer a las personas la posibilidad de concentrar en un solo lugar diferentes soluciones para la planificación patrimonial, como banca, isapres, AFPs, administradoras de fondos, corredores de bolsa y compañías de seguros, ajustadas a sus necesidades.

A partir de ahí, y frente a las nuevas necesidades identificadas en el mundo corporativo, la firma vio un nuevo foco de negocio y diseñó un Programa de Salud Financiera para empresas, al que hoy tienen acceso colaboradores de compañías del retail, clínicas y farmacéuticas del país, entre otros rubros.

“La forma en que la mayoría de las personas de nuestro país construyen su historia financiera es casi accidental. Muchas tienen una isapre que no necesariamente es la que les puede ofrecer el mejor plan, o tienen un APV porque se lo compraron a un amigo, o no se dieron la tarea de averiguar cuál era el mejor seguro para el auto que se compraron, y simplemente llamaron a su ejecutiva del banco y ahí tomaron la primera opción. Eso pasa mucho y nuestro objetivo es cambiarlo, diseñando planes a la medida según las necesidades y realidades de cada persona”, explica Ruz.

Más educación financiera
Los resultados más recientes de la prueba PISA revelaron que los jóvenes de Chile tienen muy poca alfabetización económica, dificultades para manejar conceptos y herramientas para administrar las finanzas personales. De hecho, el país está por debajo de sus pares de la OCDE en este tema, al obtener 451 puntos, por debajo de los 505 puntos promedio de la OCDE y del promedio de 478 puntos de los 20 países participantes. Esa realidad influye en las decisiones financieras que se toman en la adultez, y es parte de lo que Grey Capital busca cambiar, según señala Ruz.

Para este año, la meta de la firma no solo es seguir impactando en la cultura financiera local, sino expandirse a otros países de la región. Abrir en Colombia, Ecuador y México, con el mismo foco, es parte de los planes.

“En la región, las personas tienen necesidades muy distintas pero al mismo tiempo, los mismos problemas: todos quieren comprarse una casa, todos quieren juntar dinero para la educación de sus hijos, hay preocupaciones y mayor conciencia sobre la jubilación, porque las pensiones que ofrecen nuestros países no son buenas, entonces están empezando a pensar en un plan de retiro internacional.

Y además, siempre hay alguna compañía, banco, aseguradora que quiere venderte sus productos aunque no sea el mejor, y ahí es donde la gente cae por simple desconocimiento”, explica.

En este caso, la propuesta de valor apunta a poder contar con un asesor que realmente analice todo el mercado y ayude a las personas a tomar las decisiones correctas: desde el seguro que más le conviene hasta el fondo mutuo que pueda dar mejores retornos, sin importar que sean de compañías diferentes. Ruz lo describe como “un cerebro que piensa por ti frente a tus productos financieros, y que sabe cuál es el APV que te conviene y cuál no, por ejemplo”.

Entre tanta incertidumbre económica, a las preocupaciones por el futuro se suman las nuevas tendencias, startups de inversión e incluso criptomonedas. Y más allá de que el desconocimiento es general, también lo es la falta de tiempo para sentarse a analizar con detalle cuáles son las mejores opciones de inversión, algo que es transversal en todas las profesiones: “Las personas necesitan certeza de qué hacer con sus ahorros, de cuál es la mejor decisión a tomar y generalmente es tanta la información, que el análisis de ésta es casi imposible de hacer”.

Frente a eso, también puede ser útil ese “cerebro financiero” del que habla la ejecutiva, para avanzar hacia una mejor salud financiera.

Lee la noticia del Diario Financiero aquí

Comments are closed.